18
Mié, Oct
0 New Articles

Typography

El ibuprofeno y el paracetamol son dos de los analgésicos más utilizados para calmar el dolor, sobre todo los de cabeza, los que aparecen con la menstruación, los musculares o cuando tienes un catarro. Sin embargo, las características de estos medicamentos los hacen más indicados para diferentes tipos de dolor. Esto es lo que debes saber para decidir si es más conveniente uno u otro.

 

El paracetamol y el ibuprofeno son analgésicos diferentes, con una composición distinta que los hace más indicados para ciertos casos, dependiendo del tipo de dolor que padezcas. 

  • PARACETAMOL. Su efecto es el de un bloqueador del dolor en el sistema nervioso central, por lo que es más indicado para mitigar dolores que no conllevan procesos inflamatorios. Los médicos suelen recomendarlo para tratar la fiebre, los dolores de cabeza, el dolor de muelas, los síntomas de la gripe y el resfriado y  los dolores por contusiones. Su efecto suele prolongarse por cuatro ahoras y suele tardar entre 45 minutos y una hora en hacer efecto. Tiene menos efectos secundarios que el ibuprofeno y lo pueden tomar niños y adultos, incluso quienes presentan alguna complicación gástrica. Solo en dosis elevadas puede causar algunas complicaciones hepáticas, por lo que las personas que tienen problemas en el hígado no deberían ingerirlo. La dosis va de 500 mg a 1 g cada ocho horas, aunque nunca se deben superar los 4 g diarios. Se recomienda para dolores asociados a resfriados y gripes y para dolores no asociados a inflamación.
  • IBUPROFENO. A diferencia del paracetamol, el ibuprofeno es un antiinflamatorio sin esteroides, por lo que reduce la inflamación en puntos donde se han producido lesiones, sobre todo los dolores que afectan a músculos. Tarda media hora en hacer efecto y su efecto se prolonga hasta seis horas. También reduce la fiebre alta. Entre los efectos secundarios están la posibilidad de que genere malestar estomacal, por lo que se recomienda tomarlo junto con la comida o con protectores estomacales. Si se toma durante más de 15 días, puede agravar algunos problemas digestivos. También puede reducir la capacidad del organismo para formar coágulos sanguíneos. Se recomienda en casos de dolor de cabeza (salvo migrañas), dolor de garganta, dolor menstrual, dolor de muelas y artritis. 

Lo que debes tener claro es que ambos medicamentos son seguros y, en ciertos casos, pueden tomarse de forma alterna, aunque siempre es conveniente que consultes a tu farmaceutico o a tu médico de cabecera si tienes alguna duda. DIARIOPRACTICO.COM

 

require(["mojo/signup-forms/Loader"], function(L) { L.start({"baseUrl":"mc.us10.list-manage.com","uuid":"ca691fe89d03493ed45865146","lid":"85b2c6a890"}) })