23
Mié, Ago
0 New Articles

Typography

Cualquiera se puede equivocar al hacer una transferencia bancaria, lo importante es saber cuál es el margen de actuación que tenemos para corregir dicho error. Abonar dinero a un número de cuenta equivocado o realizar una transferencia por un importe superior al que realmente queríamos enviar son equivocaciones comunes. Estas son las posibles soluciones.

Lo primero que se apunta desde BBVA es que debes tener claro de qué tipo de transferencia se trata. Las más comunes son las transferencias ordinarias o transferencias SEPA, que son aquellas en las que mandamos dinero a otro banco de ese ámbito desde nuestra cuenta bancaria. Si te has equivocado, los segundos cuentan, así que debes actuar con la mayor rapidez posible:

1. La hora del día es crucial. Si eres rápido y te has dado cuenta a tiempo, puedes anularla antes de se cierren contablemente los procesos de liquidación, es decir, las 18 horas. Lo más recoimendable es que contactes con tu gestor o con tu oficina para que te ayuden con los trámites a seguir.

2. Si se te ha pasado la hora... Si, por ejemplo, te has dado cuenta del error en los días siguientes, puedes solicitar la devolución de la transferencia al banco receptor a través del banco emisor solicitante, indicando los motivos. El banco receptor deberá solicitar el consentimiento del titular de la cuenta para la devolución de la transferencia. Aquí puede surgir un problema, pues sin dicha autorización no nos devolverán el dinero. Además, es posible que por esta gestión tu banco te cobre una comisión, con independencia de que finalmente sea fructífera.

3. Contacto directo. Otra opción consiste en ponerte en contacto directamente con el titular de la cuenta para que te devuelva el dinero, si bien hemos de considerar que hemos de obtener los datos del mismo con independencia de su banco, ya que éste no está autorizado para darnos esa información. Sería un caso bastante viable, en cambio, para los supuestos de que el beneficiario es correcto pero el importe no o si la persona a la que haces la transferencia es un conocido.

4. La vía judicial. Es la alternativa que te queda cuando los tres pasos anteriores han fallado. 

Pero, ¿qué ocurre si no es una transferencia ordinaria, sino que se trata de traspasos o de transferencias vía Banco España u OMF? El tema se complica mucho más, pues el margen de actuación que tienes es mínimo. 

En los traspasos que se realizan entre cuentas de distintos titulares pero del mismo banco, el asunto se puede poner mucho más difícil. Si son traspasos puntuales que realizas a mano, una vez han sido realizados ya no tiene marcha atrás por tu parte, debiendo requerir al titular para que proceda a su devolución.

Si son transferencias vía Banco España, también llamadas OMF, dado de su carácter de urgencia y de abono en el día, una vez desatadas prácticamente no hay tiempo para su anulación si acaso minutos. DIARIOPRACTICO.COM

require(["mojo/signup-forms/Loader"], function(L) { L.start({"baseUrl":"mc.us10.list-manage.com","uuid":"ca691fe89d03493ed45865146","lid":"85b2c6a890"}) })