23
Mié, Ago
0 New Articles

Typography

Esta semana no hay otra cosa en las cabezas de los españoles: el merecido parón que llega con las vacaciones de Semana Santa. Sin embargo, nuestro estrés habitual, la impaciencia de última hora por el ansiado descanso y la tensión a la que nos somete la conducción puede pasarnos factura al volante. Sigue estos consejos antes de coger el coche para una escapada con seguridad al volante.

 

Incluso para el conductor más experto, conducir genera estrés en determinados momentos. Puede ser un estrés denominado "agudo", que aparece al enfrentarse a una situación intensa como chocar con un vehículo y puede darse también un estrés denominado "crónico" que es el padecen aquellas personas que sólo por el mero hecho de conducir, ya sienten ansiedad. Sin embargo, el más común es el "estrés episódico", que se da cuando el estrés agudo se manifiesta de forma frecuente.

La doctora Sandra Farrera, Directora Médica de Psicología de Top Doctors, muchas personas cambian su carácter al subirse al coche y les cuesta desconectar en el momento de coger el volante. "El autocontrol que han podido ejercer en casa o en el trabajo, desaparece al conducir. Ante cualquier imprevisto, reaccionan de forma agresiva y desproporcionada cuando en otros ambientes no lo harían. Descargan así tensiones pero se vuelven peligrosos al volante”.

Estos consejos te ayudarán a iniciar tu viaje de Semana Santa sin descuidar la seguridad vial al conducir:

- Ve descansado. Evita emprender el viaje de vacaciones nada más salir del trabajo. Lo mejor es que llegues a casa, te relajes y desconectes del mundo labora.

- Relájate conduciendo. Piensa que te mereces un descanso mental y conducir ahora te beneficiará si disfrutas de ello. Disfruta de poder conducir tu coche y pon buena música

- Busca buenos compañeros de viaje. Pídeles calma y refuerzo positivo. Si hay discusiones, para.

- El coche NO es la oficina. Tu coche es un medio de transporte que te tiene que hacer la vida más fácil. Si no vas a estar centrado en conducir, cédele el volante a otro compañero de viaje. Si solo tú puedes conducir, apaga el móvil para que no te distraiga de tu principal misión: llegar sano y salvo a tu destino.

La doctora Farrera recuerda que la conducción por carretera, en general, puede ser relajante, incluso hacer que el estrés generalizado quede aminorado, siempre y cuando no surjan problemas de tráfico y la persona sepa desconectar de los problemas de su día a día. DIARIOPRACTICO.COM

require(["mojo/signup-forms/Loader"], function(L) { L.start({"baseUrl":"mc.us10.list-manage.com","uuid":"ca691fe89d03493ed45865146","lid":"85b2c6a890"}) })