23
Mié, Ago
0 New Articles

Typography

El uso del lavavajillas está cada vez más generalizado en los hogares españoles. Y es que numerosos estudios apuntan a que si se pone la carga de platos y vasos en determinadas condiciones, es posible ahorrar más agua que cuando el lavado de se hace a mano. Aún así, hay algunos trucos que te permitirán hacer un uso más eficiente de este electrodoméstico. Toma nota.

 

Según apunta la "Guía Práctica de la Energía. Consumo eficiente y responsable", hay algunas prácticas que te ayudarán a ahorrar en la factura eléctrica y en el agua cada vez que pongas el lavavajillas. Son estas:

1. Los lavavajillas con etiquetado energético de la clase más eficiente ahorran energía y dinero.

2. Elija el tamaño de su lavavajillas en función de sus necesidades.

3. Procure utilizar el lavavajillas cuando esté completamente lleno.

4. Retire en seco los restos de alimento de la vajilla.

5. Si necesitara aclarar la vajilla antes de meterla en el lavaplatos, utilice el agua fría.

6. Siempre que puedas, utiliza los programas económicos o de baja temperatura.

7. Un buen mantenimiento mejora el comportamiento energético: limpia frecuentemente el filtro y revisa los niveles de abrillantador y sal.

8. Atiende al nivel de carga de los depósitos de sal y abrillantador, pues reducen el consumo de energía en lavado y secado, respectivamente.

Como ves, a pesar de que no es de los electrodomésticos que más gastan en el día a día de tu vivienda, es posible mejorar su rendimiento y hacer un uso más inteligente para incrementar poco a poco el ahorro. Todo va en los hábitos y en invertir en un buen electrodoméstico con un nivel de eficiencia óptimo. DIARIOPRACTICO.COM

require(["mojo/signup-forms/Loader"], function(L) { L.start({"baseUrl":"mc.us10.list-manage.com","uuid":"ca691fe89d03493ed45865146","lid":"85b2c6a890"}) })